jueves, 30 de marzo de 2017

Santa Marina: Villabuena en la Memoria



Los soportales de Santa Marina veían por sus ojos porticados, año tras año, la noche y el día de la feria de los ajos en los últimos días de junio, por san Pedro. Mis ajos, nuestros ajos y todos los ajos de los pueblos aledaños.

Ventas que se traducían en algún detalle sencillo, en una prenda de vestir o en un juguete nuevo para los niños cuando los juguetes no abundaban. Ventas que se convertían en un ingreso extra al que recurrir por si hacía falta. Aunque costara su cultivo, aunque costara su trenzado, aunque costara su transporte, aunque costara pasar la noche a la intemperie guardándolos en esta plaza de Santa Marina.
..........................................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

miércoles, 29 de marzo de 2017

El Potro: Villabuena en la Memoria

                                 
- Foto, Reyes Gómez -

Parece que era ayer cuando, en el lugar que ocupa hoy el ayuntamiento estaba la casa de los maestros y, pared por medio, la casa del médico, hoy, bar de los jubilados. Dos casas amplias y sencillas, cuya explanada estaba sin asfaltar. Nada estaba asfaltado a principios de los sesenta.

En esta pequeña plaza de nombre "El Potro" había una tercera casa a la derecha de la imagen, que pertenecía a un particular. Frente al bar, dos corrales propiedad de los vecinos colindantes de otra calle, estos corrales se utilizaban de toriles en la fiesta de San Roque. El Potro se cercaba con carros de labranza y se celebraba la corrida de toros del 16 de agosto, día de San Roque por la tarde. Y alguna que otra verbena también.

Al "Potro" venían titiriteros y artistas.

A esta plaza entraban los coches de línea a coger y dejar viajeros, varias veces al día.

En "El Potro"se herraban los animales de labranza. También se hacían fiestas de quintos y en todo el medio se plantaba el "Mayo"
........................................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

viernes, 24 de marzo de 2017

Con motivo de la inauguración de La Luz: Villabuena en la Memoria

- Casa de La Luz, foto Manri -

Domingo, 18 de junio de 1922
                                         D E D I C A D O

 
a Don Landelino Crespo y al Consejo de Administración  por el pueblo de Villabuena, con motivo de la inauguración
 de la Luz Eléctrica


Venid con mucha atención
venid todos a escuchar
esta bonita canción
que ahora vamos a cantar.
 Sigue, sigue
el camino emprendido.
Sigue, sigue
prestando favor;
quisiera poner tu nombre
tan alto como está el sol.
 ............
Versos extraidos del poema inaugural de La Luz
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria 
Autora, la misma.

lunes, 20 de marzo de 2017

Claudio Moyano y Samaniego: Villabuena en la Memoria



Como cierre a este libro de memorias, entre fotos y palabras, vamos a remontarnos al año 1809 año en que vino al mundo el ministro Claudio Moyano y Samaniego de ideología liberal, su nacimiento tuvo lugar por nuestra zona, no se tiene la certeza del sitio exacto, entre Fuentelapeña y La Bóveda de Toro. Él consideró Fuentelapeña como su patria chica, de hecho está enterrado allí.
Actualmente, muchos de sus descendientes viven y conviven entre nosotros en nuestro querido pueblo de Villabuena del Puente. 

Cuentan y dicen y dicen y cuentan, que la madre de Claudio en avanzado estado de gestación acudió a visitar a sus familiares a La Bóveda y cuando regresaba a su hogar de Fuentelapeña, a punto de verse sorprendida por una partida de franceses que merodeaban por la zona, el carruaje frenó el recorrido y allí mismo la parturienta alumbró al pequeño Claudio en plena naturaleza el penúltimo día de octubre de 1809.

En memoria de su persona ilustre, de su hacer que como es sabido ostenta una biografía académica y profesional muy extensa, lugar que ocupa en la historia a la que hoy en día y a través de los avances tecnológicos todos podemos acceder. 
...............................................
Del libro  Cuentos del SobrauVillabuena en la Memoria. Autora, la misma.

jueves, 16 de marzo de 2017

Mirando al cielo: Villabuena en la Memoria



En el tiempo de la recolección, en el tiempo de los nublaus, en el tiempo de la sementera, y en todo el tiempo y en todos los días de su vida los hombres y mujeres del campo miraban al cielo, de él dependían sus cosechas, de él iba a depender su medio de vida. Entendían el cielo a fuerza de mirarlo, entendían las nubes, entendían su color, si  venían cargadas de agua, de nieve o si eran nubes secas, entendían su forma, su posición y su dirección cuando eran vapuleadas por el viento, y, sabían a qué olía el aire cuando las tormentas, cuando el granizo, cuando la lluvia, cuando el bochorno, cuando la nieve, cuando las heladas.

Y eran de verdad, porque siempre acertaban, aquellos refranes que venían de muy antiguo. Como ejemplo estos dos entre los muchos que había:

“Si sale el arco (arco iris) al poniente echa el arau y vente”   
                                       
Quería decir que este día sería un día de lluvia, de caer mucha agua, de no poder estar trabajando la tierra.

“Cuando se enfadan los de Cistierna y le contesta Extremadura, agua segura”

Significaba que llovería mucho cuando coincidían estos cielos oscuros norte y sur, al noroeste Cistierna (León)  y por el sur los cielos extremeños. 
....................................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

martes, 14 de marzo de 2017

Poner en marcha la máquina del tiempo



Imagen del estudio de Fotografía Parra, ahí está cincuenta y cinco años después, cincuenta y cinco que yo recuerde, pero deben ser más porque el fotógrafo Parra ya estaba en nuestras vidas cuando empezamos a tener memoria los de mi generación.
El impacto fue grande cuando en febrero pasado me encontré con los restos del estudio de Fotografía Parra que no había vuelto a ver a pesar de que frecuento esta calle, quizá han estado ocultos bajo otros rótulos, no sé, pero no podía dejar de hacer unas fotos a este encontronazo con el pasado que me trasladó a la infancia dejándome plantada delante del establecimiento no sé por cuánto tiempo.
Allí íbamos a hacer las fotos de los bautizos, de la comunión, las fotos cuando jovencitas para tener una buena foto de estudio, allí iban los novios a hacerse su foto de bodas y su ampliación correspondiente, y el fotógrafo Parra también iba por Villabuena a hacer fotos sobre todo en fiestas.
Pisar las calles de Toro afecta y trastoca las emociones, es como poner en marcha la máquina del tiempo, cada calle, cada rincón de las calles principales que pisaron y pasearon nuestros ancestros nos habla de ellos, de los que ya no están...
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

La caja de los cuentos

  <<... La caja de los cuentos era una caja de cartón, una caja de zapatos, bueno de zapatos no, una caja de botas de hombre que e...