martes, 23 de mayo de 2017

Reloj - es


<<... Era esta una época en que las gentes menos pudientes, entre otras muchas carencias materiales, andaban sin relojes, los jornaleros no tenían reloj.

Como sabemos la Piedra las Nueve, era y es, un reloj enclavado en la propia Naturaleza de nuestra querida Peña y con solo mirarla podemos acertar a ver la hora  en cualquier momento del día, del día que estuviera soleado.

Como todos sabemos el nombre de esta colosal piedra se lo dio, desde tiempos inmemoriales, la línea de sol y sombra que toca la Piedra las Nueve a las nueve de la mañana, por ella se orientaban los trabajadores desde los campos y toda la gente que anduviera por el pueblo desde cualquier punto en el que pudiera divisarse el frente de La Peña, ahí estaba para todos el inmenso reloj haciendo las mismas funciones que uno de esos relojes de bolsillo que, solo llevaban unos pocos, ese reloj dibujado en el interior de un soporte de madera con apariencia de cajita, era el Reloj de Sol de Bolsillo...>>
.............................
Fragmento; Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria

martes, 9 de mayo de 2017

Cuerpos celestes

No hay texto alternativo automático disponible.
Los niños de hoy en día tienen una percepción de lo que son o puedan ser las estrellas. Cuando yo era muy pequeña, no. Sabíamos de ellas que quizá estuvieran pintadas en el cielo. En los dibujos de la escuela las coloreábamos de amarillo, con el mismo tono amarillo que pintábamos el sol y la luna. Mi percepción particular era que las estrellas eran las hijas del padre Sol y de la madre Luna, que estos padres eran eternos y las estrellas también. En aquella época yo también creía que los padres, las madres y los niños eran eternos.
..................................
Del libro "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la memoria"

El milagro de Fátima, 13 de mayo


- han pasado cien años -

<<... Por estas fechas, volvía siempre y volvía con fuerza, el recuerdo de las misteriosas apariciones de la Virgen de Fátima. Volvía otro año más el ambiente mágico a ocupar las mentes de niños y mayores; entre el encanto y el miedo, entre la maravilla y el temor, entre creer y no creer. La maestra nos explicaba las apariciones, nos contaba como en un cuento fantástico, cómo se le apareció la Virgen a los niños, Jacinta, Francisco y Lucía, que eran pastores, que Jacinta y Francisco eran hermanos, que murieron, y que Lucía aún vivía, y vivía en un convento. Que, por petición de la Virgen, Lucía, se había metido a monja, y que estaba muy feliz. Por aquel entonces habían hecho una película sobre las apariciones. La ponían todos los años como una conmemoración más a Nuestra Señora de Fátima. 

La película volvía a impregnar el ambiente de magia, año tras año. Recuerdo que le cantábamos en la escuela y en la Iglesia. Recuerdo las estampas, los escapularios y las medallas, los Rosarios de cuentas fosforescentes, incluso imágenes en miniatura de La Virgen de Fátima que teníamos, prácticamente, en todas las casas del pueblo. Sin duda, el mes de mayo en la escuela, era un mes mágico a los ojos y a las vivencias de los niños.

El trece de mayo
la Virgen María
bajó de los cielos
a Cova de Iría

Ave, Ave, Ave María...

A tres pastorcitos
la Madre de Dios,
descubre el misterio
de su Corazón

        Ave, Ave, Ave María ...>>

............................
Fragmento de Crónicas a la Luz del Candil


La caja de los cuentos

  <<... La caja de los cuentos era una caja de cartón, una caja de zapatos, bueno de zapatos no, una caja de botas de hombre que e...