jueves, 22 de junio de 2017

La influencia de de la ciudad deToro


<<... Dedicado a mis padres y a todos los padres y madres de la época que, sin pretenderlo, hicieron de Toro nuestro segundo pueblo. La querencia a esta ciudad nos viene de cuando niños, en aquellos años nos nació y creció con nosotros un afecto especial por esta entrañable ciudad. 
........................................................................
Cómo no quererte, cómo no extrañarte cuando nuestra niñez está unida a ti, a las aguas del Duero, a la fábrica azucarera, a tus ferias, a tus calles, a tus mercados, a tus monumentos, a tus comercios. Cómo no añorarte cuando toda tú destilas remembranza...>>
.........................................
Fragmento del libro "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la memoria"

miércoles, 14 de junio de 2017

Alrededor de nuestros puentes

- Foto, Ernestina (Tinita) -
<<... Cuanta vida, cuanta historia ha pasado por los ojos de este puente cargado de tiempo testigo eterno de la vida durante generaciones, si tus piedras hablaran... Bucólico paisaje crea el viejo puente de piedra cuyos sillares apenas desgastados en el transcurrir de los siglos, transmiten sensación de solidez, de fortaleza, de sosiego.

. Foto, Ramsés Radi Hernández -

Del otro lado del puente adosada, al muro de piedra, se encuentra la fuente que, en otros tiempos, fue de agua potable o se utilizaba como tal. Esta fuente, a día de hoy, sigue echando agua. Todavía puede leerse una inscripción en su propio plano de cemento:

- año 1952. Por Patricio Duque, siendo alcalde Delfín Polo -  ...>>
...........................
Fragmento del libro - Cuentos del Sobrau  - Villabuena en la Memoria

domingo, 4 de junio de 2017

Corral de comedias




<<... Habíamos aprendido a imitar a los mayores, entre otras muchas cosas que imitábamos estaban las comedias, nos encantaba “echar comedias”. Llegado el buen tiempo empezábamos a prepararlas ensayando en el mismo corral donde después se representarían. Ensayábamos por las tardes después de la escuela, en esas tardes que ya eran más largas, esas tardes que tenían muchas más horas de sol. Elegíamos un cuento; Caperucita, Cenicienta, La bella durmiente, Juan sin miedo, y tantos más. Terminábamos por aprendernos de memoria los personajes, y, éramos tan pequeños...>>  
......................................
Fragmento de "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria "

sábado, 3 de junio de 2017

La caja de los cuentos


<<... La caja de los cuentos era una caja de cartón, una caja de zapatos, bueno de zapatos no, una caja de botas de hombre que era la caja más grande que había en las zapaterías de Toro. Estaba guardada en el sobrau de Blanca y de Corina. Las niñas ya ni se acuerdan del tiempo que lleva allí la caja porque desde que les alcanza la memoria siempre ha estado ahí en ese rincón sobre la mesa pequeña. Su madre le ha contado que, poco a poco ha ido guardando todos esos cuentos para cuando ellas aprendieran a leer. Mientras ese día llegaba su madre les ha leído unos cuantos y les ha contado otros tantos y así ha despertado la curiosidad de las niñas, sobre todo la de Blanca que le han entrado las prisas por aprender a leer porque todos esos cuentos le encantan y quiere leerlos a todas horas de tanto que le gustan y sin que nadie la ayude, eso dice la pequeñaja.

La caja de cartón aumenta su colección de letras infantiles cada vez que van a comprar una libra de chocolate para las meriendas. En las libras de chocolates "El Alba" de Vezdemarbán (Zamora) entra de regalo un cuento chiquitito, no es más grande que la mitad de una octavilla, pero a las niñas les alegra el día entero y más. Todos tan bonitos como las vivencias de los niños en el sobrau. Sus tardes de sobrau junto con las mientras siestas de los veranos, son los ratos libres de la niñas que más se parecen a esas vidas de los cuentos...>>
...............................................
Fragmento del libro " Cuentos del Sobrau -Villabuena en la Memoria"

La influencia de de la ciudad deToro

<<... Dedicado a mis padres y a todos los padres y madres de la época que, sin pretenderlo, hicieron de Toro nuestro segundo puebl...