jueves, 22 de junio de 2017

La influencia de de la ciudad deToro


<<... Dedicado a mis padres y a todos los padres y madres de la época que, sin pretenderlo, hicieron de Toro nuestro segundo pueblo. La querencia a esta ciudad nos viene de cuando niños, en aquellos años nos nació y creció con nosotros un afecto especial por esta entrañable ciudad. 
........................................................................
Cómo no quererte, cómo no extrañarte cuando nuestra niñez está unida a ti, a las aguas del Duero, a la fábrica azucarera, a tus ferias, a tus calles, a tus mercados, a tus monumentos, a tus comercios. Cómo no añorarte cuando toda tú destilas remembranza...>>
.........................................
Fragmento del libro "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la memoria"

miércoles, 14 de junio de 2017

Alrededor de nuestros puentes

- Foto, Ernestina (Tinita) -
<<... Cuanta vida, cuanta historia ha pasado por los ojos de este puente cargado de tiempo testigo eterno de la vida durante generaciones, si tus piedras hablaran... Bucólico paisaje crea el viejo puente de piedra cuyos sillares apenas desgastados en el transcurrir de los siglos, transmiten sensación de solidez, de fortaleza, de sosiego.

. Foto, Ramsés Radi Hernández -

Del otro lado del puente adosada, al muro de piedra, se encuentra la fuente que, en otros tiempos, fue de agua potable o se utilizaba como tal. Esta fuente, a día de hoy, sigue echando agua. Todavía puede leerse una inscripción en su propio plano de cemento:

- año 1952. Por Patricio Duque, siendo alcalde Delfín Polo -  ...>>
...........................
Fragmento del libro - Cuentos del Sobrau  - Villabuena en la Memoria

domingo, 4 de junio de 2017

Corral de comedias




<<... Habíamos aprendido a imitar a los mayores, entre otras muchas cosas que imitábamos estaban las comedias, nos encantaba “echar comedias”. Llegado el buen tiempo empezábamos a prepararlas ensayando en el mismo corral donde después se representarían. Ensayábamos por las tardes después de la escuela, en esas tardes que ya eran más largas, esas tardes que tenían muchas más horas de sol. Elegíamos un cuento; Caperucita, Cenicienta, La bella durmiente, Juan sin miedo, y tantos más. Terminábamos por aprendernos de memoria los personajes, y, éramos tan pequeños...>>  
......................................
Fragmento de "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria "

sábado, 3 de junio de 2017

La caja de los cuentos


<<... La caja de los cuentos era una caja de cartón, una caja de zapatos, bueno de zapatos no, una caja de botas de hombre que era la caja más grande que había en las zapaterías de Toro. Estaba guardada en el sobrau de Blanca y de Corina. Las niñas ya ni se acuerdan del tiempo que lleva allí la caja porque desde que les alcanza la memoria siempre ha estado ahí en ese rincón sobre la mesa pequeña. Su madre le ha contado que, poco a poco ha ido guardando todos esos cuentos para cuando ellas aprendieran a leer. Mientras ese día llegaba su madre les ha leído unos cuantos y les ha contado otros tantos y así ha despertado la curiosidad de las niñas, sobre todo la de Blanca que le han entrado las prisas por aprender a leer porque todos esos cuentos le encantan y quiere leerlos a todas horas de tanto que le gustan y sin que nadie la ayude, eso dice la pequeñaja.

La caja de cartón aumenta su colección de letras infantiles cada vez que van a comprar una libra de chocolate para las meriendas. En las libras de chocolates "El Alba" de Vezdemarbán (Zamora) entra de regalo un cuento chiquitito, no es más grande que la mitad de una octavilla, pero a las niñas les alegra el día entero y más. Todos tan bonitos como las vivencias de los niños en el sobrau. Sus tardes de sobrau junto con las mientras siestas de los veranos, son los ratos libres de la niñas que más se parecen a esas vidas de los cuentos...>>
...............................................
Fragmento del libro " Cuentos del Sobrau -Villabuena en la Memoria"

martes, 23 de mayo de 2017

Reloj - es


<<... Era esta una época en que las gentes menos pudientes, entre otras muchas carencias materiales, andaban sin relojes, los jornaleros no tenían reloj.

Como sabemos la Piedra las Nueve, era y es, un reloj enclavado en la propia Naturaleza de nuestra querida Peña y con solo mirarla podemos acertar a ver la hora  en cualquier momento del día, del día que estuviera soleado.

Como todos sabemos el nombre de esta colosal piedra se lo dio, desde tiempos inmemoriales, la línea de sol y sombra que toca la Piedra las Nueve a las nueve de la mañana, por ella se orientaban los trabajadores desde los campos y toda la gente que anduviera por el pueblo desde cualquier punto en el que pudiera divisarse el frente de La Peña, ahí estaba para todos el inmenso reloj haciendo las mismas funciones que uno de esos relojes de bolsillo que, solo llevaban unos pocos, ese reloj dibujado en el interior de un soporte de madera con apariencia de cajita, era el Reloj de Sol de Bolsillo...>>
.............................
Fragmento; Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria

martes, 9 de mayo de 2017

Cuerpos celestes

No hay texto alternativo automático disponible.
Los niños de hoy en día tienen una percepción de lo que son o puedan ser las estrellas. Cuando yo era muy pequeña, no. Sabíamos de ellas que quizá estuvieran pintadas en el cielo. En los dibujos de la escuela las coloreábamos de amarillo, con el mismo tono amarillo que pintábamos el sol y la luna. Mi percepción particular era que las estrellas eran las hijas del padre Sol y de la madre Luna, que estos padres eran eternos y las estrellas también. En aquella época yo también creía que los padres, las madres y los niños eran eternos.
..................................
Del libro "Cuentos del Sobrau - Villabuena en la memoria"

El milagro de Fátima, 13 de mayo


- han pasado cien años -

<<... Por estas fechas, volvía siempre y volvía con fuerza, el recuerdo de las misteriosas apariciones de la Virgen de Fátima. Volvía otro año más el ambiente mágico a ocupar las mentes de niños y mayores; entre el encanto y el miedo, entre la maravilla y el temor, entre creer y no creer. La maestra nos explicaba las apariciones, nos contaba como en un cuento fantástico, cómo se le apareció la Virgen a los niños, Jacinta, Francisco y Lucía, que eran pastores, que Jacinta y Francisco eran hermanos, que murieron, y que Lucía aún vivía, y vivía en un convento. Que, por petición de la Virgen, Lucía, se había metido a monja, y que estaba muy feliz. Por aquel entonces habían hecho una película sobre las apariciones. La ponían todos los años como una conmemoración más a Nuestra Señora de Fátima. 

La película volvía a impregnar el ambiente de magia, año tras año. Recuerdo que le cantábamos en la escuela y en la Iglesia. Recuerdo las estampas, los escapularios y las medallas, los Rosarios de cuentas fosforescentes, incluso imágenes en miniatura de La Virgen de Fátima que teníamos, prácticamente, en todas las casas del pueblo. Sin duda, el mes de mayo en la escuela, era un mes mágico a los ojos y a las vivencias de los niños.

El trece de mayo
la Virgen María
bajó de los cielos
a Cova de Iría

Ave, Ave, Ave María...

A tres pastorcitos
la Madre de Dios,
descubre el misterio
de su Corazón

        Ave, Ave, Ave María ...>>

............................
Fragmento de Crónicas a la Luz del Candil


domingo, 30 de abril de 2017

De la escuela a las rogativas




-Buenos días, saluda la señora maestra.

-Buenos días tenga usted. Cómo se nota que ya va apuntando mayo. Ahora iré pa`lla, a pedir agua, que ya anda la pobre gente regando. Dice el viejo a modo de saludo que, sentado en el poyo de su puerta, toma el sol con las manos cruzadas encima de la cayada.

Hoy es el primer día de rogativas y, por la mañana temprano antes de salir al campo, las madres, entre otras tareas, han dejado preparado el velo de las niñas junto al cabás, para que no se les olvide llevarlo a la escuela. Los padres les han dicho que pidan agua a san Isidro, que este año hace mucha falta que llueva en mayo, para que haya buenas cosechas, que es lo que se le pide al santo, este santo que es el patrón de los labradores.

Y con estas creencias los niños acuden a las rogativas de San Isidro, entusiasmados, porque van a hacer algo por sus padres, por sus campos, algo que los padres no pueden hacer por tener que ir a trabajar. Los niños de la escuela son casi el único público, junto con el señor cura y las personas muy mayores que van a las rogativas, ya que la gente en edad de trabajar, como dice la señora maestra, están todos en los campos.
.................................
Del libro Cuentos del Sobrau Villabuena en la Memoria.

El médico y la marquesa: Villabuena en la Memoria


-foto simbólica-

<<... Contaban, que todo aquel sitio del trinquete era de un médico que vino de Galicia, que, como en los viejos cuentos, un día, y en un lugar muy lejano del pueblo, curó a una marquesa que estaba enferma y, que ningún otro médico había conseguido sanar. Entonces, la señora marquesa por agradecimiento a su salud, se casó con él.

Que un día (sin que pasara nada a nadie) el edificio del trinquete se derrumbó, y, en el pueblo empezaron a decir "ya no levanta el gallego el trinquete". A lo que el médico respondía, ¿que no levanta el gallego el trinquete? ¡Si no lo levanta de tierra lo levanta de billetes de mil pesetas! Y lo levantó, vaya si lo levantó...>>

<<... Con la llegada del buen tiempo abrían los balcones del café-casino, y los sonidos musicales de la gramola se colaban por la calle del Camino Toro. En las vísperas de las fiestas grandes y durante las fiestas, sacaban la gramola al balcón y subían el volumen de la música alegrando más, si cabe, el ambiente festivo de las calles...>>
.........................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

La influencia de de la ciudad deToro

<<... Dedicado a mis padres y a todos los padres y madres de la época que, sin pretenderlo, hicieron de Toro nuestro segundo puebl...