jueves, 16 de marzo de 2017

Mirando al cielo: Villabuena en la Memoria



En el tiempo de la recolección, en el tiempo de los nublaus, en el tiempo de la sementera, y en todo el tiempo y en todos los días de su vida los hombres y mujeres del campo miraban al cielo, de él dependían sus cosechas, de él iba a depender su medio de vida. Entendían el cielo a fuerza de mirarlo, entendían las nubes, entendían su color, si  venían cargadas de agua, de nieve o si eran nubes secas, entendían su forma, su posición y su dirección cuando eran vapuleadas por el viento, y, sabían a qué olía el aire cuando las tormentas, cuando el granizo, cuando la lluvia, cuando el bochorno, cuando la nieve, cuando las heladas.

Y eran de verdad, porque siempre acertaban, aquellos refranes que venían de muy antiguo. Como ejemplo estos dos entre los muchos que había:

“Si sale el arco (arco iris) al poniente echa el arau y vente”   
                                       
Quería decir que este día sería un día de lluvia, de caer mucha agua, de no poder estar trabajando la tierra.

“Cuando se enfadan los de Cistierna y le contesta Extremadura, agua segura”

Significaba que llovería mucho cuando coincidían estos cielos oscuros norte y sur, al noroeste Cistierna (León)  y por el sur los cielos extremeños. 
....................................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los habitantes del sobrau

<<... Los habitantes del sobrau se habían comido una buena ración de cuentos, allí estaban en montoncitos las migajas de partí...