lunes, 24 de abril de 2017

Madrugada del primer día del mes de mayo



- El árbol de mayo en un cuadro de Francisco de Goya -

Esta fiesta se remonta a las civilizaciones fenicia y griega. Representaba la conmemoración de los cambios de las estaciones naturales del año. Esta fiesta mayumea exaltaba la primavera o estación de la luz, la llegada de las primeras flores del año y la adoración a la tierra, al mar, al aire y a la diosa Maya.

En la creencia de que en el árbol se asentaba el espíritu de la fecundidad, se cortaban y se llevaban hasta el centro de los poblados en la confianza de la prosperidad de las cosechas, de la abundancia de sus rebaños y de la bendición de las familias.

En nuestros días, el primer día del mes de mayo, lo primero que hacían todos los vecinos del pueblo al levantarse por la mañana, era salir a la puerta de la calle y mirar a ver si estaba puesto El Mayo. Hoy era fiesta, fiesta de quintos. El mes de mayo comenzaba el treinta de abril al anochecer.

Poner el mayo era una meta para los niños varones, y un estímulo para esos niños que se criaban poco comedores, y había que hacerse fuertes y grandes, como los mozos, para ir a poner el mayo, para poder con él.

La sola presencia de este (Mayo) árbol imponente plantado en la plaza del pueblo rompía el letargo del invierno y enaltecía la estación de la primavera.
...................................
Del libro Cuentos del Sobrau - Villabuena en la Memoria. Autora, la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentro en mi pueblo

Mi agradecimiento a los asistentes, y también a todos los que quisieron y no pudieron estar. Un bonito recuerdo de este encuentro, en mi ...